Mirando al bebé

1

Soy Beatriz Angela Nolasco Urchaga
Estudié magisterio, profesorado de inglés y dos años más para ser profesora de preescolar. Estudie psicología pero pensé que un buen maestro podía evitar futuros pacientes de psicólogo.
Trás años trabajando en casa realicé cursos de cine y literatura. Volví a la facultad de filosofía y letras para talleres de escritura. Volví a la docencia, hice la carrera de bibliotecaria a los 50 años y trabajé con alumnos de primaria y secundaria. Realicé aun más cursillos, canté como soprano primera en el coro que acompañaba a la Sinfónica de Galicia bajo la batuta de Maximino Zumalave. Hice 5 años en el cuarto ciclo de la Universidad de Santiago y en el continúo.

Estoy mirando ese bebé y se que estoy sonriendo. A su lado están María su madre y José. Recuerdo que el ángel Gabriel le anunció a María que tendría ese bebé y así lo dicen las sagradas escrituras de cristianos, musulmanes y judíos.

Tengo ganas de tocarlo con mis manos y no ponerme de rodillas, seguro el agarraría con su manito alguno de mis dedos. Me pregunto por que nos separaron de ese bebé y por que nos hacen sentir miedo y culpa frente a él?. Nosotros no le hicimos ningún daño, a nosotros nunca nos amenazó con oscuros sitios en llamas ni con tormentos eternos.

Por que nos separaron de María haciéndonos sentir sucias a las madres que no somos vírgenes?. Por que además convirtieron a María en tantas…del Rocío, del Carmen, del Rosario? es que esta religión es politeísta? Por que sus monjas y sacerdotes deben ser vírgenes? Por que nos quieren mantener muy por debajo y lejos como esclavos paralizados por el pánico que siente un delincuente?.

Este bebé de niño ya sería un sabio y de joven, siendo ya un hombre, caminaría nuestros caminos respiraría nuestro aire y vería como nosotros el sol y las estrellas,. estuvo también en la montaña donde dio un sermón maravilloso llenando de asombro a quienes se acercaron a oírle. Les hablaba de amor al prójimo en tiempos de guerra e invasiones .Indudablemente mi momento favorito fue cuando echó a los mercaderes del templo.
El hablaba de amor, de vida y la alegría de tener ambos. El vino para mejorar nuestras vidas y no que tuviéramos que pagar por ella con sacrificios y dolor.

También nos alejan de él, las iglesias con un lujo que no veo que rodee a este bebé, eso cuando están abiertas.. Tal vez sin lujo no habría peligro que estuvieran abiertas y la gente se acercara en busca de paz, de consuelo o a dar las gracias.Los que vamos no medimos la altura de las torres buscamos otra cosa.

Seguro no han entendido lo que este bebé nos vino a decir. Estoy convencida que el no hubiera querido que lo recordásemos poniéndonos en el cuello su imagen clavado a la cruz, torturado, sangrante y agonizando.
Única imagen en la historia de la humanidad de un Dios. Y además cuelgan esta imagen sobre sus camas, previstas para el descanso y el amor.

Por que no poner dos rayos oblicuos a esa cruz, sin cadáver y formar una estrella o un sol. O sólo tu cara.
No puedo evitar que se superpongan a estas imágenes, niños y adultos, los llamados refugiados, a los que se le cierran todas las puertas inclusive la de las iglesias.seguramente es que no han entendido nada lo que este bebé vino a decir. A pesar de todo soy capaz de soñar con que llegue ese día en que entendamos el amor.

Share.

1 comentario

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies